¿CONOCES NUESTRO TRABAJO JUNTO A SECOND LIFE BATERY?



¡Buenísimos días de lunes! Madre mía como pasa el tiempo… Sumamos otra semanita por aquí con vosotros para compartir una entrada muuuuuy interesante sobre el destino de las baterías de litio de nuestros dispositivos eléctricos una vez que su rendimiento deja de ser óptimo, pero antes… Contadnos ¿cómo seguís? ¿qué tal se está portando marzo con vosotros? 

 

En el post de hoy venimos a compartir con vosotros un proyecto muy especial del que curiosamente no os habíamos hablado nunca antes y con el que llevamos colaborando hace ya varios años ¿Alguno de vosotr@s ha oído hablar alguna vez de la maravillosa labor que realiza el equipo de Second Life Batery? 

 

Pues bien, para empezar… ¿Qué os parece si nos remontarnos a sus inicios?

¿QUÉ ES SECOND LIFE BATERY?


Hace unas semanas, Fernando López (CEO & Co-Founder of Second Life Battery S.L), nos concedió una pequeña entrevista en la que nos trasladaba detalles muy interesantes sobre la curiosa historia de la fundación de la compañía. 

 

Según sus propias palabras, Second Life Batery surgió de una forma un tanto inusual, nació desde la inquietud de dos hombres en aquel entonces viviendo en Estados Unidos y Australia, que comienzan a crear una batería DIY en sus respectivas casas. Poco a poco, comienzan a acumular baterías de portátil para extraer las celdas 18650, aunque, pasado un tiempo y cuando consiguen acumular 6000 celdas, se dan cuenta de que tienen que implementar una estrategia eficiente de testeo. Así, tras mucho trabajo e ilusión, construyen “The beast”, todo un armario de evaluación que permite evaluar hasta 416 celdas a la vez.

 

Actualmente el equipo está conformado un total de entre 8 y 12 personas, tanto internos como externos para hacer frente a todos los retos diarios, desde instalar fotovoltaica a crear nuevos sistemas de almacenamiento, I+d, selección de baterías, contabilidad, comercial, mantenimiento, compras etc.

¿CÓMO ES EL DÍA A DÍA EN SECOND LIFE BATERY?


Según afirma Fernando López (2022), actualmente los días son frenéticos en Second Life, el equipo afronta prácticamente cada tarea, desde i+d, desarrollo de producto, búsqueda de proveedores, soporte a cliente, colaboraciones con YouTube e incluso crear nuestro propio contenido en nuestros canales online (Energía Alternativa).

 

En cuanto a sus productos, podemos hablar de distintas opciones que se desarman o se evalúan en formato módulo de VE. Se almacenan, se evalúan, se le añade cableado o cajas de conexionado y se suministra a los clientes.

¿CUÁNTAS TONELADAS DE C02 SE ESTIMA QUE SE HAN AHORRADO CONJUNTAMENTE AL PLANTEA DURANTE TODO ESTE TIEMPO?


La movilidad eléctrica a día de hoy es una apuesta segura a favor de la sostenibilidad y el cuidado medioambiental, pero es cierto que conseguir ser ecológico al 100% resulta en ocasiones complicado en un mundo gobernado por materiales plásticos y componentes potencialmente contaminantes como pueda ser el litio de las baterías de muchos dispositivos electrónicos, si no se tratan y gestionan adecuadamente.

 

Por esta misma razón y con el fin de promover un ecosistema respetuoso desde que se crea el producto hasta que finalmente se agota su vida útil, Smartgyro y Second Life Batery, trabajan conjuntamente para proporcionar una segunda oportunidad a todas aquellas baterías que llegan a su servicio técnico y se desechan cuando dejan de proporcionar su rendimiento óptimo.  

 

De forma sintetizada, el proceso comienza con la identificación y clasificación del estado de la misma y, tras ello, se evalúan los daños y posible utilidad de las celdas que se encuentran en perfecto estado con el fin de darles una segunda vida y poder reutilizarlas sobre otros dispositivos que las requieran.

 

Esta actividad reduce, sin duda y de manera muy significativa, el número de procesos de destrucción para el reciclaje de baterías que aún tienen capacidad de almacenamiento de energía y, por tanto, la contaminación que generarían sus componentes en el medioambiente.

 

De hecho, según Fernando López (2022), se estima que por cada kilowatio hora de batería reciclada se ahorra lanzar a la atmosfera entre 61 a 106 kg de CO2, por lo que, haciendo un cálculo aproximado, se estima que se han logrado procesar alrededor de 6 Megawatios de baterías, lo que supone entre 366 y 636 toneladas de ahorro en CO2.

Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en la web y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Leer más